COBO, EN CONTRAS DE TODO PRONÓSTICO, SI IMPUSO EN LA VUELTA A ESPAÑA. NOS ESCRIBE GERARDO FUSTER

Se terminó la Vuelta en Madrid con un vencedor que nadie esperaba y cuyo nombre ha pasado así de repente a ser actualidad: Juan José Cobo, que construyó su triunfo absoluto básicamente en la ascensión al Alto de L´Angliru en el curso de la 15ª etapa. Allí las cartas se pusieron cara boca arriba, al descubierto. Si bien el corredor cántabro demostró su buen estado de forma para ganar, surgió al mismo tiempo el corredor británico Christopher Froome, su antagonista más directo en estas últimas etapas de emoción y de incertidumbre, con 13 segundos de tiempo entre uno y otro que valían oro tras la subida a Peña Cabarga, dos días más tarde, en dónde este ciclista nacido en Nairobi (Kenia), nacionalizado inglés, le puso la papeleta difícil a Cobo, que respondió con acelerado ímpetu.
Quisiéramos exponer que la Vuelta nos ha dado nombres nuevos, a pesar de que la línea de salida teníamos una relación de favoritos. Han estado en vanguardia como protagonistas, aparte de los dos que hemos mencionado, el holandés Beuke Mollema (4º), el galo Maxime Monfort (6º) e incluso los dos españoles, Daniel Moreno (9º) y Mikel Nieve (10º). Ni el británico Wiggins (3º) ni el ruso Menchov (5º) ni el italiano Nibali (7º) ni el belga Van den Broeck (8º), pudieron rendir tal como se vaticinaba. No descartamos tampoco en la lista al esloveno Brajkovic, al italiano Scarponi y al germano Klöden, que igualmente no superaron el listón exigido.
De entre los españoles hacemos mención de Luis León Sánchez, Igor Antón y Joaquín Rodríguez. Por mil razones no pudieron estar en primera línea con la continuidad requerida. El corredor catalán, además, tuvo una caída que le dejó algo mermado en recursos. Llama la atención, por ejemplo, el de que entre los dieciocho primeros clasificados en la tabla final, sólo hay tres españoles que logran sobresalir entre el bloque de ciclistas extranjeros, que avasallaron la contienda, salvo el liderato que acaparó la máxima atención.
La Vuelta a España ha ofrecido mucha incertidumbre. Nos encontramos que hubo a lo largo de su periplo nueve cambios de líder, algo inédito en la historia de la ronda española. Todo esto nos da a entender que la Vuelta ha tenido una gran movilidad entre ciclistas y al mismo tiempo una encendida emoción. Como resumen básico esto es lo que ha dado de sí la Vuelta.

Gerardo Fuster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: