Louisson Bobet

El día 12 de Marzo de 1925 nació en Saint-Méen-le-Grand (Francia).

Palmarés:
Campeonato del Mundo de 1954
Tour de Francia de 1954, 1955 y 1956
París-Roubaix 1956
Tour de Flandes 1955
Milán-San Remo 1951
Vuelta a Lombardía 1951
Burdeos-París 1959
Critérium du Dauphiné Libere 1955
Gran Premio de las Naciones 1952

Sin duda Bobet fue un personaje excepcional. Creció ejerciendo el oficio e panadero en su localidad natal, oficio que dejaría para alistarse y combatir en el ejercito a los 19 años. 9 años más tarde Conseguiría el primero de los 3 tours consecutivos que ganaría y que le harían marcar un record.
Tras una trayectoria competitiva impresionante. Se quedó sin aliento en el Tour de Francia de 1959, por respeto a sus seguidores llegaría a alcanzar la cima del Iseran, después de esto se mete dentro del coche de apoyo y se cubre con la gorra del periodista que estaba sentado a su lado. No quiere que le reconozcan.
Fallece en Biarritz 13 de marzo de 1983.

FaceTweet it!

2 comentarios so far »

  1. 1

    Gerardo Fuster de Carulla said,

    No puedo por menos que escribir unas líneas de comentario acerca de Louison Bobet, este ciclista francés que alcanzó una notable popularidad en nuestro vecino país y al otro lado de sus fronteras. Además de darle a los pedales y conquistar la gloria deportiva, gracias a su enorme tesón y voluntad, fue extremadamente gentil y elegante en su manera de comportarse. Tuve la oportunidad de conocerle personalmente y doy constancia de su buen carácter. Era sumamente expontáneo en sus respuestas que iban siempre acompañadas de cierta lógica. Era docto en el hablar y, en ocasiones, hasta chistoso en sus asertos.
    Inició su actividad a la temprana edad de diecisiete años, ganando varias carreras ante el entusiasmo de sus paisanos, en plena Bretaña francesa de dónde era oriundo. Admiraba en aquel entonces a su compatriota René Vietto, nombre al que se ha hecho alusión con anterioridad en estas mismas páginas de “My Beautiful Parking”.
    Su alegría más grande, así nos lo manifestó, no fue precisamente el ganar por tres veces consecutivas el Tour de Francia (1953,54 y 55), sino conquistar la corona en el Campeonato del Mundo de carretera, en el año 1954, celebrado en Solingen (Alemania).
    Tras su abandono definitivo de las competiciones, en el Tour de 1959, dos años más tarde sufrió un grave accidente de automóvil, que le alejó de la caravana multicolor de la que se sentía muy identificado, siquiera como expectador. Fue en el año 1983, con 58 años, cuando fallecía como consecuencia de un tumor cerebral que le venía atenazando de tiempo.
    Comentando la valentía de los ciclistas españoles, suscitada en aquellos otros tiempos cuando los nuestros comenzaban a despuntar en el campo internacional de las dos ruedas, me decía Bobet, que tenían los corredores hispanos mucha fuerza e ímpetu en las piernas, pero que debían aplicar más la inteligencia táctica en sus esfuerzos; en el oportunismo que tiene cualquier carrera. Era necesario adquirir una prolongada y constante experiencia en el extranjero, como así fue.
    Hemos de reconocer que fue una opinión profética. Efectivamente, a partir de entonces -léase año 1954-, se nos fueron abriendo las puertas por medio de Poblet, Bahamontes, Julio Jiménez, Pérez Francés, Ocaña, Delgado, Induráin y Freire, entre otros varios. La opinión de Bobet, famoso por sus gestas, fue un juicio que los españoles supieron asimilar y cumplir. Fue todo un buen vaticinio.

  2. 2

    majo said,

    Menudas patolas tenia el chorbo.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: